hipermetropia y astigmatismo

Hipermetropía y astigmatismo

La hipermetropía y astigmatismo son, junto con la miopía, unos de los defectos oculares más frecuentes en oftalmología. Conoce qué causa estos trastornos y qué medidas correctoras existen actualmente.

Hipermetropía

Causas de la hipermetropía

La hipermetropía es un defecto ocular de refracción que consiste en que los rayos de luz que inciden en el ojo, llegan a la retina sin haber convergido, en lugar de converger en la misma como sería normal. La consecuencia es que la imagen es borrosa y puede existir por lo tanto una falta de agudeza visual.

Puede ser causada por el hecho de que el globo ocular es demasiado pequeño o que el poder de enfoque es demasiado débil.

Suele estar presente desde el momento del nacimiento, aunque también puede aparecer en personas de edad avanzada. Es un defecto muy frecuente, aunque no es progresivo ni tiene repercusiones graves.

Síntomas de la hipermetropía

Además de la visión borrosa, pueden aparecer estos otros síntomas:

  • Dolor o fatiga ocular.
  • Dolor de cabeza al leer.
  • Estrabismo (ojos bizcos)

Diagnóstico y tratamiento de la hipermetropía

El oftalmólogo realizará una evaluación ocular general, que normalmente suele incluir un examen de movimientos oculares, un test de agudeza visual, un examen de refracción y un examen de retina entre otras pruebas que considere necesarias.

La hipermetropía se puede corregir fácilmente con el uso gafas o de lentes de contacto.

Hay disponibilidad de cirugía para corregir la hipermetropía en los adultos y se puede emplear para aquellas personas que no deseen usar gafas o lentes de contacto.

La hipermetropía puede favorecer la aparición de glaucoma o de estrabismo, pero normalmente el pronóstico de este trastorno suele ser positivo.

Astigmatismo

Causas del astigmatismo

El astigmatismo es un defecto ocular que se caracteriza porque existe una refracción diferente entre dos meridianos oculares, lo que impide el enfoque claro de los objetos, y generalmente se debe a una alteración en la curvatura anterior de la córnea.

Esa pequeña deformación hace que la luz se refracte, y por lo tanto, que los objetos sean percibidos como borrosos, independientemente de a qué distancia se encuentren. 

En el ojo humano el astigmatismo es muy frecuente en mayor o menor grado y suele asociarse a otros defectos de refracción, como miopía o hipermetropía.

Suele estar presente desde el nacimiento y es un trastorno muy frecuente en niños.

Síntomas del astigmatismo

El astigmatismo dificulta la visualización de detalles sutiles, ya sea de cerca o a distancia.

Si observas que tu hijo tiene dificultad para percibir los detalles en el campo visual en general podría ser una señal de que padece astigmatismo.

Diagnóstico y tratamiento del astigmatismo

El astigmatismo se diagnostica fácilmente por medio de examen oftalmológico estándar con una prueba de refracción. Generalmente no se requieren exámenes especiales.

A los niños u otras personas que no puedan responder a una prueba de refracción normal, se les puede medir su refracción por medio de una prueba que utiliza luz reflejada (oftalmoscopia).

Valoración del Artículo
Fecha
Artículo
Hipermetropía y astigmatismo
Votación Autor
5

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] La hipermetropía y astigmatismo son, junto con la miopía, unos de los defectos oculares más frecuentes en oftalmología. Conoce las causas y las medidas.  […]

Los comentarios están desactivados.